1956 BMW ISETTA 300

publicado en: Blog, Últimas Noticias | 0

 

En el Salón de Ginebra de 1.954 un pequeño vehículo de la empresa italiana ISO llamó la atención de BMW. Los hombres de negocios de la marca vieron el potencial del microcoche, compraron la patente y tras sustituir el motor por uno de motocicleta de origen BMW, mejorar la transmisión y realizar ligeros retoques estéticos a la carrocería, el BMW Isetta se puso a la venta en 1.955. Se situaba en un escalón intermedio entre una motocicleta y un coche, tanto en tamaño como en utilidad y precio, y apareció en un momento en el que el país comenzaba a recuperarse tras la II Guerra Mundial, pero en el que sus gentes no tenían todavía poder adquisitivo suficiente para acceder a un coche de verdad.

BMW Isetta 300

Por 2.550 Marcos (un poco más de lo que costaba una motocicleta) el alemán medio podía acceder a un automóvil en que podían acomodarse facilmente dos daultos y un niño (este último no muy grande). Su estética era inconfundible, su carrocería ahuevada poseía una única puerta frontal que al abrirse desplazaba con ella la columna de dirección y el tablero de instrumentos, dando acceso a la única butaca corrida y . A todo esto había que sumarle su estrechísima vía trasera que suscitó la creencia popular que el coche poseía una única rueda trasera. En un principio el Isetta se comercializó con un motor monocilíndrico de 250 c.c. y 12 CV procedente de las motocicletas BMW.

BMW Isetta. Vista lateral.

Visto el éxito del nuevo modelo, en 1.956 BMW amplió la gama con un motor de 300 c.c. que daba 13 CV y permitía al Isetta rodar a 85 Km/h. También se presentó una variante más elegante con ventana lateral corrediza (Slide window), además BMW ofrecía diversos equipamientos opcionales: volante a la derecha en lugar de la izquierda, techo descapotable o una plataforma trasera desmontable (carrocería Pick-up) con una capacidad de carga de 200 kg y amortiguación reforzada. Existió tambien una versión, con escasa difusión, de cuatro plazas bautizada como Isetta 600. La batalla fue alargada para albergar una segunda fila de asientos a la que se accedía por una puerta convencional situada en el lado derecho del coche. El Isetta 600 estaba animado por un motor boxer bicilíndrico de 582 c.c. y 19,5 CV.

Isetta 600. Vista frontal

1.957 fue el mejor año para el Isetta, con más de 40.000 unidades vendidas. A partir de ese momento comenzó su declive. Con la recuperación económica la gente comenzó a demandar coches de verdad, con cuatro plazas y más versátiles. En 1.959 el Isetta 600 fue sustituido por el BMW 700, con carrocería de tres volúmenes y un aspecto de coche normal. Aún y todo se siguieron vendiendo isettas convencionales hasta 1.962, y resulta paradójico que un coche tan pequeño y espartano salvase a una marca premium como BMW de la quiebra.

BMW ISSETA 300. Vista trasera.

FICHA TÉCNICA

Motor (Versión 300 c.c.)
Tipo
Trasero monocilíndrico
Cilindrada
295 c.c.
Diámetro x carrera
72 x 73 mm
Potencia máxima
13 CV a 5.200 rpm
Transmisión
Tipo
Propulsión trasera
Cambio
Manual de 4 relaciones y marcha atrás
Frenos
Delanteros
Tambores en cada rueda
Traseros
Un solo tambor en el eje
Dimensiones
Largo
2.850 mm
Ancho
1.380 mm
Alto
1.350 mm
Batalla
1.500 mm
Vía delantera
1.200 mm
Vía trasera
520 mm
Peso
325 kg
Prestaciones
Velocidad máx.
85 km/h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *