BUGATTI CELEBRA 110 AÑOS CON LA CREACIÓN DEL BABY II

publicado en: Blog, Últimas Noticias | 0

Para festejar sus 110 años, la marca producirá 500 unidades de un clásico que vio la luz en 1926.

 

Pagar 30 mil euros por un Bugatti nuevo, edición especial 110 aniversario y limitado a 500 unidades parece un regalo. Para entender el porqué la casa italiana pone en sus distribuidores este auto , hay que ir a la historia.

El auto que llevó a Bugatti a la fama fue el Type 35, en la década de los 20 del siglo pasado. Para muchos, ese modelo ha sido el auto de carreras más exitoso de todos los tiempos. Durante el tiempo que estuvo en pista ganó unas dos mil carreras, sumando hasta 14 triunfos por fin de semana.

En 1926, Ettore Bugatti y su hijo Jean, decidieron construir un Type 35 a escala para el hijo menor de Ettore, Roland, con motivo de su cuarto cumpleaños. Lo que pensaron como un auto único cobró forma y se convirtió en un modelo de la marca. Su producción se dio de 1927 a 1936. Los entusiastas en todo el mundo compraron uno para tener sus colecciones completas y se dice que se comercializaron 500 unidades.

 

Para celebrar los 110 años de la armadora, Bugatti y la división Junior Classics revivieron la idea de un “Bugatti Baby”, y presentaron en el Motor Show de Ginebra el primer modelo diseñado en impresora 3D.

El Baby II es un tributo a la grandeza de Ettore y por ello está limitado a 500 piezas, tal como sucediera con el original. Es una réplica de tres cuartos del Type 35, así que puede ser manejado no sólo por los niños, sino por adultos.

Al igual que su predecesor, está construido con la tecnología más moderna, pero respetando la herencia de la firma. Está fabricado a mano y toma como base el Type 35 construido para el Gran Premio de Francia de 1924, celebrado en Lyon.

 

Tal como sucedió en el original, esta pieza cuenta con un tren motriz eléctrico, pero a diferencia del predecesor, tiene baterías litio-ion y frenado regenerativo. Cuenta con dos modos de manejo: el primero limita la velocidad tope a 20km/h (para niños), mientras que el segundo libera 4kW, para adultos, y está topado a 45 km/h.

Además, para aquellos entusiastas que necesiten mayor velocidad, existe una “Speed Key” opcional (con una actualización necesaria) al igual que su hermano mayor, el Chiron, que otorga una potencia de 10kW, y quita los limitadores de velocidad.

El habitáculo del Baby II presenta el tablero de aluminio tradicional de la marca, asiento de piel y una recreación del volante del Type 35, con los instrumentos del Bugatti. El exterior está pintado en el característico ‘French Racing Blue’, aunque podrá encargarse con otro color, si se desea.

 

A pesar de ser el miembro más pequeño de la actual familia, el Baby II tiene mucho en común con sus hermanos mayores. En la nariz del auto cuenta con el emblema característico de la marca, hecha de 50 gramos de plata sólida, al igual que el Chiron . Cada automóvil viene con una placa numerada y los autos ordenados en 2019 incorporarán un emblema conmemorativo del 110 aniversario.

El precio comenzará en 30 mil euros (más impuestos) y la producción comienza en verano/otoño de este año.

 

 

 

 

 

 

Dejar una opinión