BUICK EN LA DÉCADA DE 1950

publicado en: Blog, Últimas Noticias | 0
 
Terminada la 2ª. Guerra Mundial Estados Unidos concentraba la mayor parte de la capacidad manufacturera mundial, así como también los mayores esfuerzos en investigación y desarrollo.
 
De las 100 principales innovaciones introducidas en este período, 60 provenían de compañías estadounidenses. Una de las razones que explican esta transición es la rápida reconversión de la industria bélica, hacia la producción de bienes de consumo, alentada por la reducción de impuestos y al elevado nivel de gastos generado por parte del gobierno. Mayor importancia aún tuvo el incremento de la demanda en una población que llevaba varios años sacrificándose por la guerra.
 
Así, en 1950, el PIB norteamericano equivalía a más del 27% del mundial, mientras que en 1913, no llegaba al 9%. El PIB per cápita de los norteamericanos era bastante más alto que el de los habitantes de los otros países que se vieron involucrados en el conflicto mundial. EEUU salió de la 2ª. Guerra Mundial transformado en el indiscutible líder económico mundial. Sin embargo, el resto del mundo capitalista (Europa Occidental y Japón) pronto logró recuperarse e incluso acortar distancias respecto a EEUU.
 
La Buick no fue ajena a esta bonanza y se consolidó brindando formidables y confiables automóviles, con un estatus indiscutible, que favoreció principalmente a la clase media alta estadounidense al prometer modelos suficientes para todos los presupuestos. Durante mucho tiempo Buick, que fue un símbolo de esa clase media alta e influyente, mantuvo su tradicional cuarto lugar en la posguerra, al continuar ofreciendo un estilo atractivo, de funcionamiento fácil y casi que con los mismos lujos y la calidad de Cadillac.
 
Durante esa década los vehículos Buick fueron muy apetecidos en el exterior, en el cual estas magnificas berlinas eran símbolo de estatus. Desde Méjico hasta la Argentina y en buena parte de Europa Occidental la marca Buick se distinguió por su diseño, calidad y confiabilidad. Con una calidad muy similar a la de Cadillac, a unos precios más razonables, año tras año durante la década de 1950, la compañía Buick fue introduciendo, paulatinamente, adelantos tecnológicos que mejoraban el desempeño y la confiabilidad de sus vehículos. Fue, en esencia, una década maravillosa para la marca.
 

Modelo 1950 Buick Roadmaster Riviera Coupe

 

Modelo 1950 Buick Roadmaster Woody Estate Wagon Model 79R

 

Modelo 1950 Buick Special Model 46SD

 

Modelo 1950 Buick Super Riviera Two-Door Hardtop

 

Modelo 1950 Buick Super Riviera Sedan (Transmisión Dynaflow – Carrocería por Fisher)

 

Modelo 1951 Buick Eight Super 2-door Sedan

 

Modelo 1951 Buick Eight Super 4-door Sedan

 

Modelo 1951 Buick Roadmaster Convertible Series 70

 

Modelo 1951 Buick Roadmaster Series 70

 

Modelo 1951 Buick Roadmaster Series 70 Woody Estate Wagon

 

Modelo 1951 Buick Roadmaster Coupe

 

Modelo 1951 Buick Super Convertible

 

Modelo 1952 Buick Special (Plegable informativo)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *