FORD-VICTORIA-1955

La línea de modelos grandes de Ford presentó muchas novedades en 1955. El Fairlane, como modelo genérico, era la apuesta fuerte de la marca para competir con el tambiénnovísimo Bel Air de Chevrolet, que era el referente en aquél año.

Dentro de la oferta sobresalía un coche muy particular, el coupé “Crown Victoria”, cuya principal característica era la incorporación de un sector de techo transparente, hecho de plexiglás, el “material del futuro” por ese entonces.

Muchos elementos del Crown Victoria habían aparecido por primera vez en el concept Mercury XM-800, de 1954, como pilar B cromado que surgía de los flancos y rodeaba el techo, dividiéndolo en dos partes.  El Fairlane Crown Victoria poseía ese elemento, diferenciándose del Fairlane Coupé Victoria que carecía de pilar B.

Los modelos Fairlane de 1955 también incorporaban por primera vez el parabrisas panorámico que para entonces ya ofrecían marcas de la competencia como Oldsmobile, Buick y Cadillac desde el año anterior. Con este sistema, los pilares “A” caen desde el techo verticalmente, ofreciéndole al conductor mayor visibilidad hacia los costados.

Los cinturones de seguridad eran ofrecidos como kit para montar en las concesionarias, no venían instalados. El aire acondicionado era sí, una opción de fábrica.

En 1956 Ford siguió fabricando el Crown Victoria, adaptándose a la moda de los techos mas bajos, modalidad que extendió a toda la gama. El período 1955 – 1956 fue único en la historia de Ford por un excelente manejo de los estándares de la época, por la tecnología aplicada a sus coches, que era mejor que la de la mayoría, y ha resistido la prueba del tiempo.

Solo 603 unidades de Crown Victoria fueron producidas entre 1955 y 1956 (la marca retomó la nomenclatura muchos años después). Fue sustituído al año siguiente por el convertible de techo duro Fairlane Skyliner. La miniatura es de la marca Yat Ming.

 

Dejar una opinión