WILLYS – LA HISTORIA DE SUS AUTOS Y MODELOS

publicado en: Blog, Últimas Noticias | 0

Cuando se menciona el nombre “Willys”, el primer reflejo que tienen los amantes de los automóviles clásicos es pensar en el célebre Jeep de la Segunda Guerra Mundial y sus derivados civiles. Sin embargo, por cerca de 40 años antes de la fabricación del primer Jeep la compañía Willys-Overland estuvo fabricando automóviles.

1902 Nace la empresa 

Charles Minshall, presidente de la Standard Wheel Company (fabricante de ruedas de Terre Haute, Indiana) decide organizar un departamento de producción de automóviles. Para llevar a cabo esta nueva actividad contrata al joven ingeniero Claude E. Cox, quien se había graduado recientemente como ingeniero mecánico. La única experiencia de Cox era una tesis que había desarrollado acerca de los vehículos de cuatro ruedas, y fue suficiente, en esta época, para los pioneros del automóvil.

En el otoño de 1902 empezó oficialmente el proyecto y la marca se denominó “Overland”. El primer modelo tenía una carrocería convertible de tipo “runabout” con un motor de 1 cilindro y 5 HP. El motor se encontraba en la parte delantera bajo un capot de forma cubica y la transmisión era planetaria de 2 cambios controlados por un pedal.

El primer prototipo fue presentado el 12 de febrero de 1903 y se fabricaron 12 unidades en ese año.

1904. la producción pasó a 24 unidades y se añadió un modelo con motor de 2 cilindros.

1905. Cox mudo la empresa automotriz a Indianápolis ya que las instalaciones en Terre Haute eran insuficientes para la fabricación en grandes volúmenes. Cox tenía planes para expandir la línea de productos e incluir un motor de 4 cilindros, pero Charles Minshall decidió terminar con este proyecto porque no era muy rentable. Afortunadamente David M Parry, un fabricante de carruajes, decidió financiar la empresa porque le habían gustado los automóviles Overland. La nueva compañía empezó operaciones en 1906 y John North Willys, un distribuidor de Elmira (Estado de Nueva York), compró toda la producción de ese año que consistía en 47 vehículos.

1907. Willys firmó una orden por 500 autos con un depósito de 10.000 dólares. Sin embargo llegó la crisis económica de 1907 (“El pánico de 1907”) y la fabrica tuvo que cesar sus operaciones.

John Willys alarmado al ver que su orden no llegaba, fue a Indianápolis y descubrió que David Parry estaba en quiebra y que el inventario de la planta era casi inexistente. Willys asumió el control de Overland y empezó a fabricar automóviles a un ritmo desenfrenado en condiciones precarias. Como las instalaciones no estaban listas, la producción se llevó a cabo por un tiempo bajo una carpa de circo. Aun así llegó a completar 465 automóviles en 1908.

Los nuevos modelos traían un motor de 4 cilindros con una potencia de 20 HP. En este periodo Claude Cox se retira y John Willys sigue la expansión de la empresa y presenta un modelo de 6 cilindros con  45 HP. La producción pasa a 4.097 unidades.

1909. Compra las instalaciones de la antigua fábrica de automóviles Pope en Toledo (Ohio).

1910. La producción pasa a 15.598 unidades. En 1908-1909 el beneficio de la Overland fue cercano al millón de dólares, resultado asombroso logrado en muy poco tiempo. Imposible describir ese importe a valores de ese entonces. A finales de este año, Willys, se había transformado en el tercer fabricante más grande de Norteamérica, compitiendo con enormes organizaciones como la Ford Motor Company y la General Motors.

Detrás de este éxito estaba John Willys, un gran visionario que lucho en circunstancias muy difíciles para establecer una marca independiente innovadora y original. Su última creación, el modelo “77”,  fue un auto compacto muy avanzado para su época, de construcción liviana y consumo moderado de combustible. A la industria automovilística norteamericana le tomó cerca de treinta años entender que Willys tenía razón, y los autos compactos sólo se popularizaron en los años sesenta. Aun hoy es el talón de Aquiles de los fabricantes estadounidenses.

OVERLANDOVERLAND

 

 

1914. Grandes cambios: Marca Willys El primer automóvil vendido con el nombre “Willys” fue fabricado en 1914. En este mismo año la empresa comienza a producir motores de tipo Knight, con válvulas de camisa húmeda o intercambiable. Este motor había sido patentado por el norteamericano Charles Yale Knight (1868 – 1940) y se caracterizaba por su suavidad  y silencio.

 

14 WILLYS

 

Fue adoptado en Europa por varios fabricantes de autos de lujo tales como Daimler (Inglaterra), Voisin (Francia), Panhard (Francia) y Mercedes-Benz (Alemania). La marca Willys fue la que fabricó un mayor número de vehículos con este motor. El motor Knight era durable, pero su mantenimiento era exigente y tenía tendencia a quemar mucho aceite.

Durante la Segunda Guerra Mundial hubo notables mejorías en los motores convencionales y en los combustibles, lo que significó el final del sistema de válvulas de camisa húmeda o intercambiable, que por cierto eran costosos de producir.

1913. John Willys compra la compañía Edwards Motors y su planta localizada en Elyria (Ohio). En esta planta se ensamblan los Willys-Knight. En un principio eran automóviles muy costosos, pero a partir de 1915 su precio oscilaba alrededor de los 1.000 dólares.

1917. Aparece brevemente un modelo con motor de 8 cilindros en V a 1.950 dólares.

En los años de la primera Guerra Mundial (1914 – 1918) la empresa Willys era bastante próspera y su producción es la más alta después de Ford con su modelo T.  Precisamente a finales de 1917 se decide desarrollar un Overland muy económico (a menos de 500 dólares) de 4 cilindros, luces eléctricas y arranque automático. El proyecto encuentró dificultades y no logró ser completado en el transcurso de 1918.

En cuanto a las finanzas, el beneficio es de 10 millones de dólares, pero John Willys toma decisiones arriesgadas como una fusión con el fabricante de aviones Curtiss. Debido a la fusión, John Willys se traslada a Nueva York seguir de cerca las operaciones bursátiles. Entretanto nombra a Clarence Earl para ocuparse del manejo de la compañía en Toledo pero su gestión es ineficaz. Adicionalmente se llevan a cabo numerosas huelgas en los proveedores en Toledo que ocasionan retrasos significativos.

La participación de Estados Unidos en el conflicto mundial a partir de 1917 crea asimismo una escasez de materia prima que es utilizada para producir navíos y tanques para el ejército.

La guerra finaliza en noviembre de 1918 y poco tiempo después la economía norteamericana cae en una profunda crisis. Teniendo en cuenta esta situación, se decide reducir la gama de productos y concentrase en tres series el: a) Overland con motor de 4 cilindros en el segmento económico, b) Willys-Knight en la gama media-alta c) Un nuevo modelo de 6 cilindros  en desarrollo en la planta de Elizabeth (New Jersey).

Esta planta pertenecía anteriormente a la empresa Duesenberg. El nuevo auto estaba siendo diseñado por los ingenieros Fred Zeder, Owen Skelton y Carl Breer, que habían trabajado para Studebaker. Posteriormente este grupo tendrá una brillante carrera en la Chrysler Motors.

1919. El plan de John Willys era muy razonable, pero las ventas disminuyeron dramáticamente y el dinero comienzó a faltar. Contrariamente a Ford y General Motors, Willys es un fabricante independiente con recursos limitados.
En octubre de 1919 llega, finalmente, al mercado el nuevo Willys, a un precio de 845 dólares y entretanto el Ford modelo T es equipado con un arranque automático. Como resultado el nuevo Overland no es competitivo y no alcanza el volumen de ventas esperado. La compañía se enfrenta a graves problemas de liquidez y el Chase Manhattan Bank se dispone a financiar a Willys, pero bajo condiciones muy estrictas.

 

WILLYS KNIGTH

 

 

1919 a 1921 Willys entra en crisis 

El banco exige que las operaciones sean dirigidas por Walter Percy Chrysler, un antiguo presidente de Buick.
Chrysler recibe un salario anual de 1 millón de dólares y establece un drástico programa de reducción de costos. A Chrysler no le llaman la atención ni el Willys-Knight ni el Overland, pero le interesa el nuevo modelo que está siendo desarrollado en la antigua planta de Duesenberg.

En 1921 Chrysler se retira para llevar a cabo el mismo tipo de intervención en la empresa Maxwell, y John Willys regresa al mando gracias a una ingeniosa maniobra financiera. Willys vuelve a Toledo y vende la planta de Elizabeth a William C. Durant (antiguo presidente y fundador de la General Motors) para el ensamble de los automóviles de marca “Star”. En cuanto al modelo que se concebía en dicha planta, Walter Chrysler terminó el desarrollo y lo presentó como el primer automóvil que lleva su nombre en enero de 1924.

1921: Se recupera Willys

Aunque el Overland y el Willys-Knight no fueron apreciados por Chrysler,  John Willys logra obtener un gran éxito con ellos. El Overland fue mejorado y el Willys-Knight seguía siendo un muy buen auto en su categoría. Las ventas de Willys aumentaron significativamente en este periodo de prosperidad para los Estados Unidos: mientras en 1921 se venden 48.016 autos, en 1925 la cifra pasa a 215.000 unidades.

Por su parte el Willys-Knight vende cerca de 50.000 autos al año y a partir de 1926 es fabricado exclusivamente con motores de 6 cilindros. El Whippet era ágil, el auto más pequeño en el mercado norteamericano (distancia entre ejes de 2.5 metros). Estaba equipado con un motor de 4 cilindros de 2.2 litros y 30 HP. Ests mismo motor con modificaciones sería el mismo que usaría el célebre Jeep.

 

1925

 

1927. En enero aparece un modelo un poco más largo (distancia entre ejes de 2.77 metros) con un motor de 6 cilindros de 40 caballos. El Whippet de 6 cilindros estableció un record de resistencia en la pista de Indianápolis en la categoría de modelos con un precio inferior a mil dólares. La velocidad promedio fue de 90 km/h durante 24 horas. En otros eventos demostró une buen rendimiento, con un consumo de 7.8 litros  cada 100 kms.

1928. Un Whippet de 4 cilindros cabriolet costaba 545 dólares, es decir un precio similar al Ford modelo T. El modelo de 6 cilindros costaba entre 615 y 745 dólares dependiendo de la carrocería.  La publicidad enfatizaba en el precio, ya que el Whippet era uno de los autos de 6 cilindros más baratos en el mundo. Las ventas fueron muy buenas; en su primer año más de 110.000 unidades, lo que contribuyo a hacer de Willys-Overland el tercer fabricante de automóviles detrás de Chevrolet y Ford en 1928.

La línea del Whippet era de inspiración europea y fue desarrollada en gran parte por Willys-Overland Crossley, la subsidiaria de Willys en Inglaterra. El Whippet venia en versiones cubiertas y convertibles. Esta marca se exportó en cantidades apreciables a Argentina y Uruguay.

La Gran Depresión (1930 – 1932)

Al final de los años veinte las perspectivas de Willys-Overland eran muy buenas: en 1928 la producción fue de 315.000 unidades y en 1929 de 242.000 vehículos.

1929. En el otoño John Willys tenía confianza en la situación de su empresa y decidió aceptar el cargo de embajador de los Estados Unidos en Polonia. En octubre comienza una severa crisis económica que tiene un gran impacto en las ventas de automóviles. Se decide entonces modernizar la línea del Whippet 1930 y el nuevo automóvil era parecido al Ford Modelo A. En 1930 se presenta el llamativo Willys Six con un motor de 60 HPy una velocidad máxima de 116 km/hora. Poco después aparece un modelo de 8 cilindros con motor Continental de 80 HP.

1930. Las ventas del Whippet caen bruscamente

1931 .La producción es suspendida 

1932. Se ofrece  la transmisión totalmente sincronizada y unas carrocerías muy elegantes, pero las ventas llegan solamente a 26.444 unidades siendo este el peor momento de la “Gran Depresión”. La situación es tan desesperada que el presidente de los Estados Unidos Herbert Hoover le pide a John Willys que regrese a los Estados Unidos para salvar su compañía.

El modelo 77 

Frente a esta gran crisis en 1932, John Willys tiene sus esperanzas puestas en un nuevo modelo económico para salir adelante. Se trata del “modelo 77”, esencialmente una versión más moderna del pequeño Whippet. 1933. Se presenta en el mercado

 

33 CU 

El “77” estaba equipado con un motor de 4 cilindros de 2.2 litros y 48 HP. Resultó un auto liviano, cerca de 930 kgs, bastante rápido para su época, con una velocidad máxima cercana a los 120 km/hora. Desde su lanzamiento fue un modelo apto para los circuitos de carreras. También tenía características interesantes como auto económico con un precio de solo 395 dólares: un consumo de más de 7.8 litros / 100 kms. Este automóvil tiene una carrocería cuadrada muy simple (por no decir rustica)  y lo único particular es la parrilla inclinada.

Entre 1933 y 1936 el único modelo en el catalogo es el 77, en versiones cupé y sedan de cuatro puertas esencialmente.  También se fabricó en convertible y camioneta firgon (en muy pocas unidades) y en algún momento se pensó desarrollar la serie 99 con motor de 6 cilindros, pero el proyecto nunca se realizó.  Entretanto se declara la quiebra oficialmente en febrero de 1933.

Entre 1933 y 1935 la compañía es administrada por sus acreedores con la colaboración de John Willys. John, desgastado por esta angustiosa experiencia, sufre un ataque cardiaco en mayo de 1935. Aun así, fiel a su temperamento aguerrido, sigue trabajando durante su convalecencia. Fallece poco después, en agosto de 1935.

Al mismo tiempo la situación de la empresa mejora significativamente, y en febrero de 1936 termina la quiebra. La Willys Motors es dirigida entonces por Ward Canaday, quien estaba vinculado a la organización desde 1916. Los modelos 77 de 1935 y 1936 se distinguen por una parrilla más delgada y elegante, parecida a la del Chevrolet de la misma época.

1937. La carrocería del modelo 77 cambia radicalmente y el nuevo frente lleva la parrilla inclinada hacia adentro en su parte inferior, al igual que el controvertido Graham “Sharknose”. No es coincidencia, ya que ambos automóviles fueron diseñados por Amos Northup (1889 –1937).

Los tiempos seguían siendo difíciles y Willys solo ofrecía una cuopé y un sedan de 4 puertas.  Aunque su línea era un poco extraña, se vendió relativamente bien 63.467 unidades, en gran parte debido a su bajo precio de: 500 a 600 dólares.

 37 

1938.  Agregan a la linea un sedan de dos puertas al catalogo, denominado “Clipper”.

1939. La línea de los productos Willys viene más estilizada, particularmente su trompa Como novedad regresa el Overland, que es una nueva serie un poco más lujosa que el Willys estándar (modelo 38/48). El Overland tiene un chasis un poco más largo (5 centímetros), frenos hidráulicos de serie y un motor de 62 HP. A nivel estético se diferencia del Willys por sus faros más pequeños colocados encima de los guardabarros. El motor del Overland será utilizado en la fabricación de los primeros Jeep. Aunque los productos Willys de 1939 eran sólidos y económicos, la producción fue de tan solo 17.839 unidades.

1940 El modelo clásico

En 1939 Joseph W. Frazer, un ejecutivo de la Chrysler Motors reemplaza a Ward M. Canaday como presidente de Willys-Overland. Frazer es experto en ventas y aporta su experiencia a esta empresa en dificultades. Su primera decisión fue pasar a un estilo de carrocería más convencional. El modelo 1940 (serie “440”) tiene un frente inspirado en el Lincoln de 1938, pero por lo demás es el mismo auto que en 1939 con una distancia entre ejes un poco más grande (de 5 centímetros).

 1940 VARIOS 

Los Willys vienen en dos versiones: “Speedway” (básico) y “Deluxe” (de lujo). Como novedades aparecen la camionetas station wagon Woodie (con carrocería de madera) y la pick-up. El público aprecia estos cambios y las ventas suben a 27.000 unidades.

1941.  Refinan la linea y la distancia entre ejes aumenta otros 5 centímetros (a 2.77 mts). La gama Willys 1941 tiene ahora tres series: Plainsman: básica Speedway: intermedia Deluxe: le lujo La nueva serie Plainsman se compone de una coupé y un sedan. Sus terminaciones son austeras y a un precio bajo. A nivel estético la parrilla estaba compuesta por finas barras verticales cromadas, muy similares al Studebaker 1941. Los modelos, en 1941, se denominaron “Americar”, un término de connotaciones muy patrióticas en este periodo en el cual la Segunda Guerra Mundial había comenzado en Europa y los Estados Unidos se estaban preparando para entrar en el conflicto.

 

AMERICAR 3 

1942. El modelo se distingue por un grueso bocel cromado vertical en medio de la parrilla.  Con excepción de este detalle, los modelos 1942 eran prácticamente idénticos a los de 1941. La producción de los modelos 1941 y 1942 fue cercana a las 29.000 unidades. En diciembre de 1941 los Estados Unidos entran en la guerra tras el ataque japonés a la base de Pearl Harbor.  A principios de 1942 se termina la producción de vehículos civiles y las fábricas son destinadas a la producción de material bélico. En el caso de Willys-Overland, la compañía se dedicó a la producción del célebre Jeep.

Los Willys Hot Rods
Desde su introducción en 1933 el modelo 77 fue muy popular en el ámbito deportivo ya que tenía un motor confiable y era muy liviano. En los años treinta pocos automóviles norteamericanos ofrecían esa interesante relación peso vs. potencia y un número importante de automóviles Willys (particularmente las coupés) fueron convertidas en verdaderos bólidos. Después de la Segunda Guerra Mundial llegó la moda de los autos modificados (“Hot rods”) y el Willys coupé de los años 1933 a 1942 fue uno de los más buscados en este medio, junto con el Ford 1932 a 1934. Hoy en día es prácticamente imposible encontrar una coupé Willys 1941 o 1942 en estado original (casi todos han sido transformados) y para satisfacer la demanda se venden reproducciones de la carrocería en metal o en fibra de vidrio.

 HOT ROD 

La posguerra (1946 – 1951)

1946. Willys vuelve a la producción de vehículos civiles basados en el Jeep. La nueva camioneta station wagon con cabina metálica es recibida con mucho entusiasmo en un mercado dominado por las station wagon con carrocería en madera.

 EST 

Otro interesante vehículo presentado en este periodo es la coupé convertible de líneas cuadradas: el “Jeepster”, desarrollado por el diseñador Brooks Stevens. El Jeepster apareció en 1948 y a partir de 1949 se ofrecía con el opcional de un motor de 6 cilindros en línea de 2.43 litros y 72 HP. En 1950 la parrilla del Jeepster cambia y el motor pasa a 2.63 litros y 75 HP. La producción de este modelo cesa en 195, en total se fabricaron menos de 20.000 unidades. En 1948 los directivos de Willys-Overland consideran regresar al mercado de los automóviles, pero la idea fue descartada.

1952. El Aero Willys Finalmente en 1950 la dirección de Willys considera que el entorno es propicio para regresar a la fabricación de automóviles, ya que el mercado estaba en expansión. El nuevo modelo fue planeado para salir al mercado en 1952.  Se escogió el nombre “Aero-Willys” ya que estaba inspirado en la industria aeronáutica. La parte mecánica del nuevo Willys fue desarrollada por Clyde Patton, y la carrocería, monocasco, por Phil Wright. Era un auto relativamente liviano (cerca de 1,200 kgs), y una distancia entre ejes de 2.74 mts.). Las líneas del vehículo eran simples y armoniosas y tenía una muy buena  estabilidad. Inicialmente venia en cuatro versiones, todas de dos puertas: se trata de los sedanes (Aero Lark, Aero Wing y Aero Ace) y la coupé sin parales Aero Eagle. Todos los Aero venían con motores de 6 cilindros y 2.6 litros en 2 versiones. El motor  “Hurricane” de cuatro cilindros y 90 HP con la tapa de cilindros en F. Los modelos Aero Wing,  Aero Ace y Aero Eagle. El Aero Lark tenía el motor “Lightning” de 75 HP con tapa plana que había sido utilizado en el Jeepster en 1950. El rendimiento de estos motores era muy bueno para la época: más de 9.4 km por litro.

 52C 

 

1953. El Aero Falcon reemplaza al Aero Wing en la gama media. La principal queja de los clientes del Aero en 1952 era el difícil acceso a los asientos traseros. Para resolver este problema aparecen los tan esperados modelos de 4 puertas en las líneas Lark, Falcon y Ace.

 

53   

En 1953 se celebran las bodas de oro de la marca Willys-Overland y el emblema de la parrilla es pintado de color dorado. Las tasas tienen emblemas en forma de W de color rojo. En total las ventas fueron cercanas a las 42.000 unidades, cifra elevada para un fabricante independiente, considerando, especialmente, que en ese momento Ford y Chevrolet estaban en una guerra de precios que repercutía a todos los fabricantes de automóviles del segmento económico.

En algún momento se pensó en hacer una camioneta station-wagon , pero el proyecto fue abandonado.

En abril de 1953 Kaiser Motors compra a Willys por cerca de 60 millones de dólares y forma la Kaiser-Willys Corporation. Kaiser era un fabricante independiente que había comenzado sus operaciones después de la Segunda Guerra Mundial (a finales de 1945) y había tenido éxito inicialmente con sus marcas Kaiser y Frazer, de línea muy moderna. Sin embargo en 1949 los principales constructores norteamericanos (General Motors, Ford y Chrysler) presentan sus nuevos modelos de ese año y a partir de entonces los productos Kaiser dejan de ser competitivos.

En 1951 Kaiser presenta el Henry J, un automóvil compacto muy simple que no conoce mayor éxito. Cuando Kaiser adquiere a Willys en 1953 sus operaciones automotrices están en pasando un momento dificil y está más interesada en el Jeep y sus derivados.

1954. Kaiser suspende la producción de su inmensa planta en Willow Run (Michigan) y la transfiere a Toledo (Ohio).

El Aero-Willys 1954 es muy similar al de 1953 pero con luces traseras más grandes y un interior diferente. A partir de marzo de 1954 se ofrece, como opcional, el motor Kaiser de 6 cilindros y 3.7 litros para el Aero Ace y el Aero Eagle. Este motor tenía 115 HP y permitía alcanzar una velocidad máxima de 140 km/hora y de 0 a 96 km/hora en 14 segundos. La suspensión delantera fue revisada, lo que mejoró significativamente la estabilidad del Aero.

No obstante la respuesta del público no fue muy positiva y las ventas fueron de solamente 11.717 automóviles.

1955. Cambia la línea del Aero, para ponerla a tono con las tendencias del mercado, que busca vehículos más vistosos y con mucho cromo. El nuevo diseño fue desarrollado por Buzz Grisinger y Herb Weissinger, que trabajaban para la marca Kaiser. Lo nuevos modelos se caracterizan por un bocel cromado en forma de “z” en los costados y una parrilla cromada con “dientes” en su parte inferior. La gama Aero Willys se reduce en 1955: se ofrece la serie Custom, un sedan de cuatro puertas y uno de dos, y el Bermuda, una coupé “hardtop”.

La publicidad del Bermuda anunciaba que era el cupé sin parales más barata del mercado, pero solamente se vendieron cerca de 2.000 unidades. En el otoño de 1955 se termina la producción del Aero Willys en los Estados Unidos.

 55x

 

Final en USA El final de la fabricación de los automóviles Kaiser-Willys no significó el final de estos modelos.  La matricería del Kaiser fue enviada a Argentina en donde se fabricó el elegante sedan “Manhattan” bajo la denominación “Carabela” entre 1958 y 1962. En cuanto al Aero-Willys, la maquinaria para su producción fue enviada al Brasil, en donde se fabricó como una versión 4 puertas entre 1960 y 1962.

 252 

Willys por el mundo
En octubre de 1962 se presenta en el Salón del Automóvil de París el Aero-Willys 2600, el primer automóvil brasilero, basado en el Aero norteamericano. La carrocería es más cuadrada y fue diseñada por Brooks Stevens. El 2600 está equipado con un motor de 6 cilindros en línea de 110 HP y comienza a producirse en julio de 1963.

En 1966 aparece una versión lujosa denominada Itamaraty, que en el Brasil el publico llamó “el palacio sobre ruedas”.

En 1967 se presenta el Itamaraty Executivo, la primera limosina de concepción brasileña.

En 1968 Willys Brasil es adquirida por Ford y se intenta pasar al motor V8, pero  hubo serios problemas con el sistema de frenos.

A principios de los setenta las ventas disminuyen y en 1972 se venden los últimos Aero-Willys e Itamaratys, con motores de Ford Maverick.

Así termina la carrera del Aero-Willys, un modelo que logró permanecer 20 años en producción. Es la mejor prueba que el ultimo Willlys era un auto de concepción avanzada y de buena calidad, al igual que la mayor parte de los automóviles de esta interesante marca.

En cuanto a  Kaiser-Jeep  (la filial norteamericana), es uno de los pocos fabricantes independientes que sobrevive en los años sesenta. Tiene buenos resultados con las camionetas Wagoneer. Esta compañía  es adquirida por la American Motors Corporation (AMC) en 1970, interesada en el prestigio de la marca Jeep.

En 1987 la AMC pasa a hacer parte de la Chrysler Corporation. Hoy en día el legado de John Willys sobrevive en los populares modelos de la marca Jeep.  

Dejar una opinión