BACALAR

La Laguna de Bacalar

1. Pueblo de Bacalar

Bacalar no es tan famoso como las relativamente cercanas Cancún y Playa del Carmen, pero cuenta con su laguna, sus cenotes y otros atractivos turísticos que hacen que el viaje a este rincón sureño del estado de Quintana Roo sea inolvidable. Con sus cerca de 12.000 habitantes, la localidad está en la frontera entre pueblo y ciudad. Fue elevada al rango de ciudad en 2007 y a la de cabecera de municipio en 2011.

El principal encanto que ofrece la población es la Laguna de Bacalar, muy visitada especialmente por sus espectaculares cenotes. También es frecuentada para la práctica deportiva en sus aguas. Muy cerca de Bacalar está Chetumal, la capital del estado de Quintana Roo. Esta ciudad ofrece un conjunto de atracciones que vale la pena disfrutar en el mismo viaje a Bacalar.

Laguna de los Siete Colores

2. Laguna de los Siete Colores

Formando parte de la misma red acuífera de la laguna, pero como cuerpos de agua diferenciados, están los magníficos cenotes de Bacalar, destacando por su belleza y majestuosidad, el Cenote Azul y el Cenote de La Bruja. El nombre de la laguna proviene del término maya « Bakhalal» que significa «Cercado de Carrizos»

Los aficionados y profesionales de la motonáutica han hecho de la Laguna de Bacalar uno de sus santuarios deportivos en México. También son asiduos de la laguna los practicantes del surf de remo.

Rápidos de Bacalar

????????????????????????????????????

No son propiamente unos rápidos como para practicar el deporte del descenso de ríos con indumentaria de seguridad, pero si una interesante y hermosa aceleración de las aguas que se produce en uno de los extremos de la Laguna de Bacalar. Se generan porque la laguna se va estrechando desde los 2 kilómetros hasta no más de 10 o 15 metros en un tramo relativamente corto.

El trayecto semeja un río de curso moderado y limpias aguas en las que puedes darte un refrescante chapuzón, con las precauciones del caso, dada la corriente. Pero basta con que te quedes admirando el agua azul turquesa y el paisaje embrujador. Hay dos maneras de llegar a los rápidos. Puedes ir en embarcaciones, en un bonito paseo, o por tierra, a través del acceso que hay en la carretera hacia Chetumal.

Los estromatolitos

4. Los estromatolitos

Son formaciones de carbonatos que se van acumulando en forma laminar, redondeada o en columnas, como consecuencia de la fijación de las partículas de carbonatos por las cianobacterias, organismos capaces de realizar la fotosíntesis oxigénica. Estas partículas son muy abundantes en algunos ambientes marinos o cercanos al mar.

Los estromatolitos  toman cuerpo en millones de años por la paciente acción bacterial y parecen corales o formas rocosas, siendo una especie de coral de agua dulce. La Laguna de Bacalar es uno de los pocos lugares de México y del mundo donde se dan estas estructuras. En México existen también en la Laguna Chichankanab (Quintana Roo) y en Cuatro Ciénegas (Coahuila). Fuera de México, las más conocidas están en Australia, el Mar Rojo, Río de Janeiro, Chile y Bahamas.

 Cenote Azul

5. Cenote Azul

A un lado de la laguna de los Siete Colores, claramente distinguible en su fascinante círculo azul marino, rodeado de vegetación y de aguas azul turquesa, está el Cenote Azul. Sus aguas son tan nítidas que es posible observar claramente hasta 30 metros por debajo de la superficie.

El Cenote Azul es frecuentado por los buceadores experimentados, que bajan a deleitarse con la belleza de la vida vegetal y animal en sus profundidades. Los no profesionales del buceo suelen ir a observarlo y a fotografiarlo en total conexión con la naturaleza. Se encuentra a unos 4 kilómetros al sur del pueblo de Bacalar.

Cenote de La Bruja

6. Cenote de La Bruja

Los cenotes eran lugares sagrados para los mayas, quienes los veneraban como las puertas de entrada a su Olimpo y posiblemente creían que eran cavidades formadas por enormes proyectiles que habían impactado la tierra por orden de un dios poderoso. La explicación geológica no es tan fantástica, pero de todas formas, quedan cenotes que guardan reminiscencias míticas, al menos en su nombre, como este de La Bruja.

Sus aguas azul oscuro se distinguen fácilmente del azul turquesa de la laguna y constituye todo un espectáculo tanto en su superficie como en sus profundidades. Sobre las aguas crecen flores de loto y por debajo, los snorkeleadores y buceadores pueden admirar sus paredes cubiertas de vegetación y de raíces de mangle, y los pececillos multicolores.

Fuerte de San Felipe Neri

7. Fuerte de San Felipe Neri

Cuando te decidas a salir de la laguna y de los cenotes para tomar tierra, te recomendamos visitar el fuerte de San Felipe de Bacalar, nombrado en el siglo XVIII en honor del santo florentino del siglo XVI que fundó la Congregación del Oratorio. El castillo fue levantado por los españoles para repeler las incursiones de los piratas ingleses, franceses y holandeses, que iban a tierra firme en busca de suministros y de mujeres. En el fuerte funciona el Museo de la Guerra de Castas y un pequeño museo alusivo a la piratería en el Caribe.

Museo de la Guerra de Castas

8. Museo de la Guerra de Castas

La Guerra de Castas fue un largo conflicto que se inició en 1847 enfrentando a los mayas del sur y el oriente de la península de Yucatán con la población blanca, especialmente criollos y mestizos. La guerra detonó tras más de tres siglos de sometimiento cultural y físico de los indígenas por los blancos. Precisamente, el último reducto defendido por los mayas antes de escapar hacia la espesura, poniendo fin a la guerra en 1902, fue Bacalar. Ahora el fuerte de San Felipe cuenta con un museo que rememora el conflicto de castas, incluyendo armas y objetos utilizados en los enfrentamientos.

 Iglesia de San Joaquín y Feria de San Joaquín

9. Iglesia de San Joaquín y Feria de San Joaquín

La iglesia que venera al padre de la Virgen María según la tradición cristiana, es una sobria edificación en la típica arquitectura religiosa española durante la colonia. No se sabe a ciencia cierta de qué fecha data la imagen del santo, aunque hay evidencias documentales anteriores al comienzo de la Guerra de Castas. Casi siempre es un sitio tranquilo, apropiado para un rato de recogimiento en soledad, excepto los domingos durante la masiva misa dominical.

Entre finales de julio y principios de agosto tiene lugar la feria de Bacalar en honor a San Joaquín. Para la ocasión, los pobladores muestran sus mejores productos agrícolas y de cría y se realizan eventos tradicionales como carreras de caballos y riñas de gallos. Música, bailes y espectáculos pirotécnicos son el complemento festivo de los actos religiosos.

Chetumal

10. Chetumal

Situada en la bahía del mismo nombre, Chetumal es la ciudad capital del estado de Quintana Roo. «El lugar donde crecen los árboles rojos» según el idioma maya, está a solo 45 kilómetros de Bacalar y cuenta con interesantes atractivos turísticos, como el Museo de la Ciudad de Chetumal, el Museo de la Cultura Maya, el Paseo del Arte y el Poliforum Cultural. También exhibe en sus calles y plazas una gran cantidad de monumentos en honor de personajes de la historia mexicana, como Andrés Quintana Roo, Leona Vicario y Lázaro Cárdenas.

El Museo de la Cultura Maya muestra una de las colecciones más completas sobre esta civilización precolombina, a través de estatuas, relieves, vasijas, objetos funerarios, pinturas, joyas y otras piezas, que ilustran sobre la vida diaria y la grandeza de este pueblo en campos como la arquitectura y la cosmogonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *