LA HISTORIA DEL BUGATTI TYPE 57 SC ATLANTIC COUPÉ, UNO DE LOS AUTOS MÁS BELLOS DE LA HISTORIA

publicado en: Blog, Últimas Noticias | 0

Su nombre es en honor a un amigo de Bugatti, Jean Mermoz, quien fuera el primer piloto aviador en cruzar el Atlántico sur por aire.

La historia del Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé, uno de los autos más bellos de la historia
Elegante, deportivo, lujoso y raro. Son tan solo algunas de las palabras con las que se puede describir al Type 57 SC Atlantic Coupé, uno de los autos más legendarios y emblemáticos de Bugatti.

Si tenemos en cuenta el diseño espectacular y el año en el que fue lanzado al mercado, es un hecho que este automóvil se adelantó a su época. De hecho, aunque han pasado más de 80 años de su aparición, es considerado uno de los autos más bellos. Aunado a la belleza atemporal de su carrocería, a la antigüedad y que lleva el emblema de Bugatti, este auto tiene otra peculiaridad que lo hace aun más especial y exclusivo, y es la producción de solamente cuatro unidades entre 1936 y 1938.

A la fecha, se sabe de la existencia de tres de ellos, mismos que están valuados en millones de dólares. Respecto, a la cuarta unidad del Type 57 SC Atlantic Coupé se desconoce de su existencia, puede ser que haya sido destruido en la guerra o bien que este abandonado en alguna cochera de una casa en ruinas. Los expertos estiman el valor de este Atlantic es de más de 120 millones de dólares, si es que vuelve a aparecer.

De acuerdo con los libros de historia de Bugatti, durante la década de 1930, el hijo de Ettore Bugatti, Jean, comenzó a modernizar la política de modelos de la marca. Por lo que en lugar de varios modelos diferentes, desarrolló un modelo base del cual derivó varias versiones diferentes. Bajo esta filosofía, Bugatti diseñó el Type 57 como un automóvil de producción y como una variante de carreras. Con una gama que incluía varias opciones de motor y carrocerías como Galibier (cuatro puertas), Stelvio (convertible), Ventoux (dos puertas) y Atalante (coupé), la producción de este modelo se detuvo en 1940, con alrededor de 800 unidades construidas. Aunque se desconoce el número exacto, el Type 57 sigue siendo el modelo de Bugatti con las cifras de producción más altas.

Increíblemente elegante

Desde su nacimiento, este automóvil sorprendió por el diseño de la carrocería que combinaba lo bello con lo exótico. Varios elementos destacan a simple vista y son las ruedas que sobresalen del cuerpo y el cofre extremadamente largo sobretodo para un automóvil con una longitud total de solo 3.7 metros. Algo más a destacar es la parte posterior que fluye hacia abajo en una forma ovalada y que se extiende casi hasta el suelo, así como las seis salidas de escape. Una característica del diseño que no se puede dejar de mencionar es la línea que se extiende verticalmente desde la bisagra en el cofre dividido hasta la zaga. Como una aleta afilada, este trazo divide el cuerpo en el medio.

Específicamente, los modelos Atlantic se desarrollaron a partir del concepto Aérolithe, también conocido como Coupé Special o Coupé Aero. Para este prototipo, con número de chasis 57 104, Jean Bugatti usó una lámina de Elektron de aviación -una aleación de 90 por ciento de magnesio y 10 por ciento de aluminio- para el cuerpo. No obstante que es liviano y fuerte, este material es difícil de trabajar y no se puede soldar, por lo que Bugatti remachó las partes del cuerpo y creó la famosa costura dorsal. Para la “producción” del Atlantic, Bugatti usó aluminio pero mantuvo los remaches en la costura dorsal. Algo que también es de llamar la atención de esta belleza de auto, es que las cuatro unidades tienen muchos detalles diferentes, por lo que cada modelo es único.

Un súper auto de época

Al igual que el diseño, el desempeño de este automóvil era todo un fuera de serie para su época. Gracias a un motor de 3.3 litros con 200 hp, el Type 57 SC Atlantic Coupé era capaz de rodar a 200 km/h. Por mucho era una cifra de alarido, en una época donde seguían abundando con los carruajes tirados por caballos.

Sólo existen 3 de 4

Bugatti produjo solo tres unidades del Atlantic para ser comercializadas, mismas que fueron hechas a mano. Fue en 1936, cuando el fabricante francés construyó el primer modelo para el banquero británico Victor Rothschild, originalmente sin un supercargador, en azul grisáceo. Este vehículo, con número de chasis 57 374, ahora se conoce como el “Rothschild Atlantic”.

Por su parte, el segundo propietario del automóvil, un coleccionista, murió en un accidente en un paso a desnivel. Esto además de ocasionar la perdida del dueño, llevó a la completa destrucción del vehículo. Décadas después, fue objeto de una restauración compleja, aunque el motor no pudo ser salvado.

Respecto a la unidad número tres denominada como “Holzschuh Atlantic” y con el chasis número 57 473, fue entregado a Jacques Holzschuh de Francia en octubre de 1936. Posterior a ello se desconoce el rastro de este vehículo. No está del todo claro si Jean Bugatti vendió el automóvil a un piloto de carreras entre sus amigos o si fue trasladado a una región más segura de Francia cuando el ejército alemán Alsacia invadió, lo cual es más probable.

Al hablar del Type 57 SC Atlantic Coupé número cuatro con el chasis número 57 591, tenemos que su propietario actual es el diseñador de moda Ralph Lauren. Esta unidad bautizada como “Pope Atlantic” se completó en mayo de 1938: su primer propietario fue el británico RB Pope.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *